martes, 10 de julio de 2007

Temposcopio


Vecinos y visitantes de Cúllar Vega podrán “viajar al pasado” gracias a unos miradores virtuales instalados por el Ayuntamiento

Viajar al pasado ya es posible en Cúllar Vega gracias a una original obra de arte, denominada “Temposcopio”, que desde hace algunos días decora varios puntos emblemáticos de la localidad. Se trata de ocho miradores o “catalejos”, ubicados en lugares como la Plaza de la Constitución, la del Pilar o la calle del Barro, a través de los cuales los vecinos y visitantes del municipio podrán contemplar cómo eran antiguamente esos lugares a través de fotografías para, seguidamente, disfrutar de las vistas actuales.

Se da la circunstancia de que fueron los propios vecinos quienes, a través de una votación popular, seleccionaron esta curiosa obra de arte para que decorara las calles del pueblo, gracias al ‘I Certamen de Arte Público de Cúllar Vega’, organizado por el Ayuntamiento cullero y la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada. Como explica el concejal de Cultura, Jorge Sánchez Cabrera, en su día los autores del proyecto “explicaron a los culleros en qué consistía su idea, que ahora, unos meses después, hemos materializado y decora las calles de Cúllar Vega para disfrute de todos”.

Los vecinos, parte activa

El propio Ayuntamiento ha sido el encargado de financiar íntegramente la instalación de esta original obra de arte virtual en el pueblo, un proyecto “del que los vecinos forman parte activa”, ya que “es su propia mirada, a través del catalejo, quien puede comparar pasado y presente gracias al Temposcopio”. Estos peculiares miradores virtuales están repartidos por todo el casco histórico de la localidad.

El edil de Cultura explica que, tras el éxito del Certamen de Arte Público cullero, el Ayuntamiento y la UGR volverán a convocar este premio, para que los jóvenes artistas de la provincia puedan ver sus obras de arte decorar las calles del pueblo.